Recomendaciones para el agricultor

Un agricultor debe tener en cuenta las siguientes recomendaciones para que su suelo agrícola sea altamente favorable para cultivar:

 

1.- Apoyarse en un estudio de suelo y la asesoría de un ingeniero agrónomo. 

 

2.- Conocer y mejorar las propiedades físicas del suelo agrícola.

  • Textura, estructura, densidad, Higroscopocidad, acidez etc.

 

3.- Aportar únicamente los nutrientes perdidos o que carezcan sus suelos.

Un suelo agrícola sufre pérdidas o carece de algunos nutrientes minerales y es indispensable agregarles esos nutrientes mediante mezclas físicas que se ajusten a las necesidades de cada tipo de suelo y cultivo.

En este punto, la necesidad de nutrientes de los suelos y de los cultivos,  por lo regular nunca son iguales los de una parcela con otra, aunque puedan estar juntas, por la razón de que no han sido fertilizadas con la misma cantidad de fertilizantes o nutrientes.

 

4.- Conocer y mantener un pH neutro en el suelo agrícola.

Un suelo tendrá más acidez, cuantos más iones de hidrógeno posea. Y la cifra de medición de pH que lo representa, será más pequeña cuando más sea la acidez. Por lo tanto podemos clasificar a los suelos de la siguiente manera:

  • de 5 a menos, muy ácidos
  • de 5 a 6.5, ácidos
  • de 7, neutros
  • de 7.5 a 8, alcalinos
  • de 8 a más muy alcalinos

En general, los suelos que tienen un pH entre 6.5 a 7.5 o sea lo más cercano a 7, son los más fértiles, aunque algunas plantas requieren de un pH determinado.

5.- Conocer que tipo de agua se usa para regar los cultivos.

Si los suelos se riegan con agua de lluvias en abundancia, ahí existe un problema de acidez  y si se riegan con aguas salitrosas, aguas negras o en el lugar llueve poco, ahí existe un problema de alcalinidad o salinidad por excesos de sodio. Para ambos problemas de las situaciones, tenemos nutrientes que mejoran las condiciones físicas y químicas para que un suelo agrícola sea optimo para cultivar y lograr las mejores cosechas.

 

NOTA: Si alguna de nuestras recomendaciones no se cumplen o se hacen a medias, no habrá la mejora esperada y los resultados se verán reflejados en el crecimiento de sus cultivos, su baja producción y calidad de sus cosechas, generando pérdidas de tiempo y dinero para el agricultor.

Para que un suelo agrícola dé cosechas abundantes, primero hay que darle lo que él necesita. Porqué dónde se saca y no se hecha, se acaba la cosecha.

* Suelos sanos

* Cultivos sanos

* Cosechas sanas

* Personas sanas

Otros sitios de interés: